miércoles, 21 de mayo de 2008

Cuidados del Paciente enyesado


CUIDADOS DEL ENFERMO ENYESADO
La esencia de la técnica de la enfermería para este tipo de pacientes es proporcionarles comodidad, evitar complicaciones a causa de la inmovilización y asegurar la integridad y eficacia del vendaje enyesado
Las indicaciones generales son:
Mantener el cuerpo del enfermo bien apoyado y alineado, apoyar sus extremidades en toda su longitud en cojines con una funda de caucho, elevar las extremidades como lo hayan indicado y vigilar que los talones no queden enyesados y vigilar los vendajes de yeso fresco sean retirados de las palmas de las manos y no dejarlos hasta que se seque el yeso
Comprobar la circulación de la región afectada cada 15 minutos el primer día comenzado inmediatamente después de la operación y luego dos veces cada día, cada vez que se cambie los vendajes.
Los síntomas de circulación incorrecta de zona de compresión y lesión nerviosa se identifican de esta manera:
* Al provocar palidez, si se aprieta una uña podemos observar si hay palidez pero al soltarla, vuelve al color normal ya que la sangre regresa inmediatamente.
· la temperatura en esta parte del cuerpo será igual a la de la región no dañada (afectada)
· color piel se observa enrojecimiento anormal
· pulso, el pulso radica cada 15 minutos a través de la ventana que se deja en la región de la arteria radial.
· Edema, la hinchazón de dedos de la mano y pies que significa que el vendaje de yeso esta demasiado tenso o apretado
· Dolor, cuando el dolor no desaparece por medicación esto es ocasionado por un vendaje demasiado apretado hay que avisar de inmediato al medico
· Punción, en el enfermo ha de ser capaz de mover las articulaciones no afectadas
· Oler, el mal olor da indicaciones de presencia de zonas de complicaciones o infecciones por debajo del vendaje de yeso se percibe solo si uno se acerca al vendaje, manchas parduscas
· La mancha de color pardo debajo del yeso indica presencia de presión de hemorragia debajo del yeso
· Después de la cirugía del hueso siempre hay algo de hemorragia. Observa las manchas de sangre en el vendaje de yeso y avise inmediatamente si este aumenta el tamaño.
· Sensibilidad, avise de inmediato cuando el paciente se queja de hormigueo o falta de sensibilidad y entumecimiento.

TÉCNICA
a) una vez terminada la operación limpie el vendaje enyesado, por fuera, tan pronto como le avisen que el paciente esta fuera de peligro
b) revise diariamente la región cutánea que se encuentre por debajo de los bordes del vendaje de yeso, si hay signos de compresión avisar al medico
c) el niño o el paciente que sufre incontinencia
d) cubra con tela impermeable la orilla del vendaje que rodea los glúteos y el perineo y después retire estas
e) lave la piel de esta región pórgale talco directamente y se cierra.
f) Anime al paciente a que realice ejercicios los ejercicios de articulación no afectados
Evite lastimar los bordes ásperos